en uganda se consolida la técnica-arte del veejaying, que consiste en doblar películas (occidentales) con toda libertad y dándoles un toque muy de la tierra. los veejays, que se sientan junto a la pantalla micro en mano, se plantean como misión entretener también donde la peli original no lo logra. son personajes muy populares, cuya posición es tan ansiada como la de un futbolista, y mucho más que la de un conductor de taxi. esta práctica tiene lugar en los video halls, que son pequeños espacios en que se reúne a ver pelis de hollywood gente que no tiene plata para alquilar dvds o ir al cine.

lo dicho, son muy libres: al final de ‘crocodile dundee’, por ejemplo, tabula, el rey de este arte, suele soltar una risotada y recitar el proverbio ugandés que dice "no hay nada que corte más que los dientes de un cocodrilo a la hora del almuerzo".

artículo (english).
vía

tags: , , , ,