esta musulmana reaccionaria ha querido llevarse bien con dios y con el diablo, pero el diablo la mandó muy lejos. verdonk, la ministra de extranjería, conocida como ´hija de hitler´ en holanda, es el diablo. hirsi ali siempre ha apoyado la política de extranjería de la ministra. es una política duramente criticada por montón de instituciones clave europeas e internacionales preocupadas por la defensa de los derechos humanos, de los inmigrantes, de los trabajadores… sistemáticamente violados por el gobierno holandés.

y esa política de extranjería xenófoba de la verdonk (uno de cuyos objetivos concretos ha sido disminuir dramáticamente el número de solicitantes de asilo admitidos en el país, [desestimular a los aspirantes para que ni intenten solicitar entrada en holanda y expulsar a los que esperan resoluciones desde las cárceles para extranjeros instaladas en el país], y que ocasiona el sufrimiento y muerte de individuos, que, según leyes internacionales, suscritas por holanda, a este país le correspondería proteger, dada su supuesta talla moral -y capacidad económica-); esta política xenófoba le es ahora aplicada a la hirsi ali.

la somalí, que ha vivido en holanda los últimos años como diputada del mismo partido que la verdonk [el vvd, que se autodenomina liberal, pero que no es sino de extrema derecha si nos atenemos a su ideario y acción] debe abandonar el país. la ministra le acaba de retirar la nacionalidad. razones: cuando en su momento pidió asilo en holanda, a principios de los 90, huyendo de un país criminalmente musulmán, mintió (nada importante: dio otro nombre, temiendo que algunos somalíes -dice- tomasen represalias, y cosas así).

hirsi ali ha vendido al planeta una imagen de liberal progresista, conocedora de los horrores de su cultura de origen, y arrogándose el derecho a destartalar el mundo musulman. el atroz asesinato de su amigo y simpatizante -y de verdonk- theo van gogh, ha dado fuerza a su fanática postura anti moro, que disfraza de afán liberal por (re)establecer los valores de la ilustración, pero que es más bien una negación de las libertades de expresión, culto, etc; una política de acoso a lo que lleve pañuelo y huela a cordero.

pero su absolutismo -de variable notoriedad- no es tema nuevo:

creo que quedará claro al planeta con la decisión de la ministra verdonk de expulsarla que en holanda impera el nazismo (con perdón). la señora hirsi ali, por mucho que se haya aliado a la lucha antiextranjero, no es más que una negra, y mora además, a los ojos de la ministra verdonk.

el 80 % de la población holandesa, según datos publicados en algunos diarios, está de acuerdo con la decisión de la hija de hitler. tal vez esos mismos decidan en 2007 elegirla como primer ministro de holanda.

fuertes crítica contra 'mal holandés'
el escándalo de hirsi ali

tags: , , ,